El llamado del músico cristiano (1a. Parte)

músicoEs probable que casi todos los que leen esta columna sean cristianos y por lo tanto llamados para a ser adoradores de Dios — elegidos por el Padre, redimidos por el Hijo, y santificados por el Espíritu Santo, parte del Cuerpo de Cristo. Si no fuese así ¿Porque estarias leyendo una columna llamada la “adoración importa?”

Pero sospecho que la mayoría de los lectores regulares de esta columna son músicos también, de distintos talentos, dones, niveles y gustos. Pero al fin y al cabo músicos.

Los músicos tienen la capacidad de comunicar algo de la gloria del dios a otras personas con música con una combinación única del ritmo, de la melodía, y de la armonía de modo que pueden mover nuestros corazones e inspira nuestras pasiones. De manera que a mi modo de ver las cosas los músicos cristianos están bendecidos doblemente, porque conocen a Aquel para el que componen, imaginan y tocan sus piezas musicales.

Hoy y en las próximas entregas de esta columna quisiera enfatizar mi atención al los músicos cristianos. ¿A qué se parece un músico cristiano? o de otra manera ¿A que debe parecerse?

Cuando oyes la frase “músico cristiano”, es posible que pienses en alguno de los artistas o grupos implicados en la escena de la música cristiana contemporánea, como Steven Curtis Chapman, Marcos Vidal, Jars of Clay u otros.

Pero a lo mejor no piensas en el que toca un violín en la sinfónica nacional, que trae su Biblia a los ensayos, comparte su fe, y está involucrado activamente en su iglesia. ¿Es ese un músico cristiano? Pienso que sí. ¿Y qué acerca del grupo de individuos quienes integran una banda con el fin de escribir y registrar canciones originales para alcanzar a su generación con el evangelio? Son ciertamente músicos cristianos. Y no podemos olvidarnos de la organista de 75 años que toca en la iglesia de Bautista. Ella también es una músico cristiano.

Mucha gente llama “músicos cristianos” grupos como “Creed”. Sus cantos contienen alusiones a los versos de la Biblia y hacen metáforas de las escrituras, y cantan mensajes positivos. ¿Son músicos cristianos? No, por lo que afirman en sus entrevistas. Sus opiniones sobre Dios no son claras, y no hacen esfuerzo alguno para proclamar el evangelio de Jesucristo.

Y que pasa con el que toca piano los viernes por la noche en ese local llamado “Sunset Grille”, pero utiliza sus medios allí para compartir el evangelio y para alcanzar a los que ni se les ocurriría pisar la iglesia. ¿Es un músico cristiano? Por supuesto.

Ha habido mucha discusión en los últimos años sobre el papel y el llamado del músico cristiano. Tengo la convicción que… sin importar el estilo musical o el contexto cultural, el llamado de cada músico cristiano es hacer música de una manera que pueda reflejar la respuesta de un siervo agradecido por el evangelio.

Entendiendo esto, cada músico cristiano es un adorador con una tremenda responsabilidad.

Si tú tocas la guitarra, el teclado, el redoblante, el bajo, eres violinista, organista, flautista, percussionista, tocas el saxo o eres un vocalista, Dios te ha dado un don que Él desea utilices para su gloria. En las entregas próximas examinaremos nuestro papel en los planes de Dios. Mi esperanza es que al final de esta serie que te haya informado, concientizado, e inspirado a utilizar la música en la forma como fue concebida originalmente.

Para Su Gloria
Bob Kauflin

 


La Adoración importa

La Adoración Importa  está escrita por Bob Kauflin actual director de Sovereign Grace Music perteneciente al movimiento de iglesias Sovereign Grace Churches. Traducida por entreCristianos con el debido permiso de su autor.

Si lo deseas puedes ver más artículos de La adoración Importa


 

 

0 0 voto
Valoración

Te recomendamos

Suscríbete
Notificado
guest
0 Comentarios
Feeback en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos gustaría conocer tu opinión sobre este artículox
()
x