Introducción: ¿Qué es y qué no es la Adoración?

adoracionEn los últimos tres meses, he tenido el privilegio de asistir o de ayudar a conducir a conferencias de adoración en Nueva Inglaterra, Nashville, y en mi iglesia local en Maryland. He conocido gente de todas las edades, de distintas denominaciones y de distintos caminares en la vida. Cada persona ha tenido un insaciable deseo de aprender sobre la adoración, no sólo en lo referente a su papel como músico, cantante, o líder de la adoración, sino como un estilo de vida.

Poco después de nuestra conferencia de adoración en agosto, me contactaron para ver si estaría dispuesto a escribir una columna regular de adoración para este sitio. Me sorprendí (más bien, tuve como una sacudida eléctrica), me sentí satisfecho, e intimidado a la vez. Y el problema está en que : ¡Cuanto más que leo y oigo con respecto a la adoración, menos calificado me siento para tratar con ella!

Jesús dijo a la mujer de Samaria que los “verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque esta clase de adoradores son los que el Padre busca” (Jn 4:23). La frase nos parece muy simple, pero ¿cómo hacemos eso exactamente? William Temple nos ofrece estas palabras profundas:

“La adoración es la sumisión de toda nuestra naturaleza a Dios. Es despertar de la conciencia a su santidad; el alimento de la mente con su verdad; la purificación de la imaginación por su belleza; la apertura del corazón a su amor; la entrega de la voluntad a su propósito — y todo esto junto ofrecido en la adoración, la emoción menos egoísta de nuestra naturaleza que es el principal remedio para el egocentrismo de nuestro pecado original y la fuente de todo el pecado real.”

¿Con 2000 años de historia de la iglesia, qué se puede decir sobre la adoración que no se ha dicho ya? No estoy seguro. Podemos leer libros de adoración, ver videos, escuchar CD´s de adoración, y asistir a conferencias de adoración en todo el mundo. Vivimos en la edad de la información, en la edad del Internet, donde cualquier cosa que deseamos saber (y algunas cosas que no deseamos) está virtualmente en la punta de nuestros dedos. ¿No sabes algo sobre adoración? Cualquier motor de búsqueda en internet está listo asistirte.

Sin embargo, sigue habiendo preguntas y discusiones sobre la adoración. ¿Cómo ocurre? ¿A qué parece? ¿A qué suena? ¿Es contemporánea o tradicional? ¿Es ser emocional? ¿Qué sobre alzar las manos, aplaudir, y otras expresiones físicas? ¿Cuáles son los componentes cruciales de la adoración? ¿Cuándo sales de  la iglesia y regresas a casa, ¿cómo sabes si realmente has adorado? ¿Como relacionar la adoración que ocurre durante las reuniones con la adoración que se supone debe caracterizar la vida diaria de un cristiano?

Estas preguntas no son triviales. Alguien recientemente me decía que por lo menos una iglesia por semana se divide por la aplicación de la adoración y los estilos en la adoración. Necesitamos saber más sobre la adoración — qué es, y qué no es.

Pero en realidad, la adoración no se basa en lo que sabemos. Se basa en Aquel a quien conocemos. El catecismo de Westminster dice que la razón fundamental de nuestro existir es conocer Dios y gozarnos en Él por siempre. Juan Calvino escribió que la meta más grande de nuestra vida es estar entre los adoradores de Dios. Usted no tiene que pertenecer a ninguna expresión ó denominación particular del Cuerpo de Cristo para abrazar estas declaraciones. La adoración se basa en Dios y cómo le respondemos a Él. Por lo tanto, nuestras creencias y prácticas con respecto a la adoración deben venir del mismo Dios. Después de todo, la adoración es una idea de Dios y no nuestra.

“La adoración es la actividad suprema, única e imprescindible de la iglesia cristiana. Es lo único que continuará en el cielo, además del Amor de Dios, ya que el resto de las actividades de la Iglesia habrán pasado. Por lo tanto, es lo más esencial de todas las cosas que hacemos en la Iglesia, y la revelación fundamental por la cual se funda la iglesia.” ( David Peterson, haciendo mención a Nicholls, en “Engaging with God: A Biblical Theology of Worship”. (Eerdmans, Rapids magnífico, MI, 1993, p. 15))

En las próximas entregas discutiremos acerca de las distintas facetas en la adoración a Dios, quien nos creó para amar, para servir, y para adorar.

Antes de terminar, debo compartir un poco de mi trasfondo. Fui criado como católico, cuando llegué a los 19 años confié en la obra de Jesús en la cruz. En ese tiempo, era parte del grupo cristiano contemporáneo GLAD (por lo menos era un grupo contemporáneo en ese entonces). Viajé a tiempo completo con GLAD por ocho años, pero tenía un deseo cada vez mayor de ayudar a entrenar y a ministrar a otros sobre una base más constante. Así pues, en 1984 dejé GLAD para servir en una iglesia local.

Dios me condujo a un grupo de las iglesias que ahora se asocian bajo el nombre de los ministerios Sovereign Grace (antiguamente denominados PDI), conducidos por C.J. Mahaney y equipo de otras personas. Sovereing Grace es hoy una familia creciente de cerca de 45 iglesias, situadas sobre todo en los Estados Unidos. Nuestro nombre refiere a nuestro lema:

  • Proclamación de la Gracia de Dios
  • Desarrollo local de iglesias
  • Influenciar nuestro mundo con el evangelio

Serví como pastor en iglesias de Sovereign Grace en Virginia y Carolina del norte a partir de 1985 hasta 1997, cuando me trasladé a la iglesia Covenant Life Church en Gaithersburg, para guiar el desarrollo de la adoración en Sovereign Grace. En esta posición, mis funciones han sido desarrollar una teología de la adoración, conducir la adoración corporativa en varios contextos, y entrenar a líderes y a equipos en la adoración. También tengo la alegría de trabajar Mark Altrogge, Steve & Vikki Cook, y otros para escribir y para producir canciones de adoración congregacional. Queremos asegurarnos que estas canciones sean  tanto doctrinales y como que tengan pasión.

Cuanto más que aprendo a adorar al Dios Vivo, me sorprendo que Él nos ha llamado para ser sus adoradores. Espero explorar contigo  las riquezas de Dios mientras abordamos el tema de la adoración en los días que vienen. Podemos ser cambiados todos, para la gloria de Dios.


La Adoración importa

La Adoración Importa  está escrita por Bob Kauflin actual director de Sovereign Grace Music perteneciente al movimiento de iglesias Sovereign Grace Churches. Traducida por entreCristianos con el debido permiso de su autor.

Si lo deseas puedes ver más artículos de La adoración Importa


 

 

 

¿Que te ha parecido este artículo?
Votos: 2, Promedio: 5

Te recomendamos

Deja tu comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificado