Marcos Witt: Dios me llamó para usar mis dones en la comunicación

 marcoswitt09-2007.jpgMarcos Witt ofreció una entrevista al programa de Televisión Española "Buenas Noticias" a continuación te presentamos lo que el destacado adorador compartió en dicho programa 

               Ningún ser humano es ilegal

 

Marcos háblanos de tu primera canción.

¿Mi primera canción? Yo lo único que recuerdo es que se llamaba "Él es mi amigo más fiel", y si me pides que te la cante, te quedaría muy mal porque no me acuerdo de la letra, no me acuerdo de nada. Debe estar grabada por allí.  Yo tenía catorce años cuando yo compuse mi primera canción.

Y ya que hablas de esa edad cuéntanos como fue tu vivencia como joven y tus creencias.

  Yo crecí en un hogar donde creímos en la Biblia, creímos en la Palabra de Dios.  Mis papás eran unas personas muy espirituales, en nuestra casa siempre había un ambiente muy espiritual y crecimos en la iglesia cristiana.  Sin embargo, es muy importante recalcar que cada uno tenemos que tomar una decisión personal.  Mi decisión personal fue cuando yo tenía dieciséis años, momento en que yo tomé una decisión de calidad y dije "Voy a servir a Jesús".  Fue una tarde muy linda en la ciudad de Durango, México en un cerro de la ciudad que se llama el Cerro de los Remedios.  Allá arriba en ese cerro tuve un encuentro personal con Jesús que cambio mi vida y tomé una decisión de servirle todos los días de mi vida hasta la fecha  

Marcos tienes en tu haber tres premios Grammy. Cuéntanos ¿cómo te has sentido al ser reconocido con tan prestigioso honor?

  Cuando me dieron el primer Grammy muy honrado y a la vez me sentí muy humillado.  Lo que tiene el Grammy de especial, es que no es un premio de popularidad, ni un premio en ventas, ni es un premio de los que la gente llama y vota, si no que es un premio dado por profesionales.  Los miembros de la Academia son todos profesionales y eso es lo que hace muy especial estos premios porque es un premio que es otorgado por tus colegas.  Ellos votan y dicen "este es el disco… de estos candidatos este es el que sobresale por equis razón".  En ese primer día que recibí el premio en la mano fue muy especial pues sabía que mis colegas habían aprobado mi trabajo.  Pero la segunda cosa que me impactó acerca del Grammy son las puertas que abre.  Los ojos de mucha gente de pronto se pusieron sobre nuestro estilo de música, e incluso mucha gente que ni siquiera sabía que existía cierta cosa llamada música cristiana, y ahora premiados por los Grammy.  Eso nos abre puertas para poder comunicar nuestro mensaje a un público mucho más amplio lo que ha sido para mi un gran privilegio utilizar la puerta que ha venido con el premio Grammy para poder ampliar el público y hablar de nuestro Señor.  

Pero Marcos no es sólo un Grammy sino han sido tres y estás nominado al cuarto…

Sí tres Grammys ha sido increíble.  En la entrega del último que recibí yo pensé sinceramente que otra persona se lo iba a llevar porque mi criterio me decía el disco de él es mejor que mi disco. Pero cuando me tocó,  sentí mucha afirmación.   Me sentí muy honrado incluso mucho más que las otras veces porque ya tres es establecer algo muy firme, es establecer un liderazgo muy claro en lo que es este género. 

¿A qué piensas que Dios te ha llamado?   Yo creo que Dios me llamó para usar mis dones en la comunicación.  Yo soy un comunicador que utilizo la palabra hablada, la palabra cantada, la palabra escrita, utilizo los medios como la televisión, tengo un programa de radio, utilizo el Internet.  Todo mi enfoque es ayudar a la gente a saber como Dios funciona en la vida práctica. De manera que cuando hablamos de Dios no estamos hablando de religión o teología o filosofía.  Hablamos de algo práctico, de algo que funciona. Por ejemplo Dios funciona en la vida del casado, Dios funciona en la vida como padres, Dios funciona en la vida de los negocios, Dios funciona con los amigos…. Dios funciona.  Y este es mi llamado que no es más que  hacer saber a la gente en forma sencilla y práctica cómo es que Dios puede funcionar en sus vidas.  

Creciste en una familia cristiana ¿te obligaron tus padres a aprender música?

En mi casa había otra opción, todos teníamos que estudiar piano.  Al principio a mi no me gustaba pues yo prefería estar jugando canicas con los amigos o jugar a los trompos o al football.  Mi mamá nos insistió en esto.  Yo tuve una maestra de Nueva York, una señora muy grande que se llamaba Nina Myers que tocaba para esas películas silenciosas que tenían un piano de fondo.  Era una gran pianista  de avanzada edad cuando yo era chiquito.  Ella me inculcó un gran amor por el piano.  Me hablaba de Mozart como si fuese su vecino, me hablaba de los compositores como si los conociese personalmente.  Cuando me enseñaba una canción no solo me enseñaba la música sino me decía cosas como "esta canción la compuso fulano en un momento así”.  Yo tenía trece años  cuando la tuve de maestra y fue con ella que me enamoré de la música.   

Últimamente te hemos visto dando declaraciones en el ámbito político ¿Puedes hablarnos porque estás entrando en esa área?

No me voy a meter en política pero voy a alzar mi voz para hablarle a los políticos.  Tenemos situaciones incorrectas.  No vivimos en un mundo perfecto obviamente, pero con nuestra voz, ejercemos presión. Y estoy utilizando mi voz en los Estados Unidos y prendiendo a incursionar en áreas en donde quizás nadie antes no había dicho nada.  Uso mi influencia para presionar sobre los políticos que no hablan ingles, español o chino sino que hablan presión pues eso es todo lo que ellos conocen.  Formo parte de un grupo de personas que estamos utilizando nuestra plataforma, nuestra visibilidad, nuestro renombre para generar presión y traer justicia a nuestra gente  

¿De qué tipo de justicia te estás refiriendo?

Hay varia pero ahora estoy enfocado en el problema que tenemos en los Estados Unidos de los catorce millones de personas que viven en el anonimato y en el temor porque nuestras leyes actuales no funcionan.  Estas personas no pueden tener documentación y se han atrevido a llamarles ilegales.   Eso a mi me molesta porque nadie, ningún ser humano es ilegal.  

¿A que se debe tu éxito?

Todo depende de la forma como uno define la palabra éxito.  Muchos lo definen como tener mucho renombre,  o tener dinero, o tener visibilidad,  o tener fama.  Yo defino el éxito como ser amado por aquellos que mejor me conocen.  Eso es ser exitoso,  porque ¿de qué me serviría viajar por todo el mundo y que todos me aplaudan pero llegar a mi casa y que mis hijos me abucheen?  ¿De qué me serviría ganar a todo el mundo pero perder a mi familia?  Lo que a mi me hace un hombre de éxito no son los Grammys, ni los diez millones de copias vendidas, ni  el dinero.  Todo eso es simplemente el resultado de mi perseverancia.  Lo que me hace un hombre de éxito es que pasado mañana cuando yo me baje del avión y llegue a mi casa van a salir de la cama corriendo mis hijos para darme la bienvenida  

¿Alguna cita bíblica o alguna clase de enseñanza breve que quieras dejarnos?

Pues sí unas palabras textuales de nuestro Señor que dijo «Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los Cielos» Yo creo en esto tan fuertemente porque si todos nosotros brillásemos con la luz de Jesús la gente diría «WOW ¡Glorificado sea Dios!  Mira como trata a su esposa».  Brillar la luz de Jesús quiere decir tratar bien a tu esposa, tratar bien a tus hijos, tratar bien a tus semejantes.

 

¿Que te ha parecido este artículo?
Votos: 0, Promedio: 0

Te recomendamos

Deja tu comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificado