Padre

Padre, el Señor te ha llamado
a tus hijos enseñar
a amar a Dios y su Palabra
y, en todo, a Él honrar.

Imitar a Cristo en tu conducta
a ellos les ha de llevar
a seguir de ti el ejemplo
y, en todo, a El buscar.

Busca de Dios sabiduría
para poderlos guiar
y confía a Él tus hijos,
pues, de seguro los ha de guardar.

Bendición atraerás a tu vida
y sobre tus hijos también
si todo tu esfuerzo pones
en seguir el camino del bien.

Proverbios 22:6

Salir de la versión móvil