El devocional de hoy

Quedando calvo

Lectura: Jueces 16:6-20; Efesios 5:1-20

(Efesios 5:15) Por tanto, tened cuidado cómo andáis; no como insensatos, sino como sabios,


Rafa siempre había estado orgulloso de su cabello grueso y rizado. Desdichadamente, como ocurre en muchos casos, empezó a perderlo. Antes pensaba que su melena ondulada era tan bella como las olas del mar, pero ahora le estaba quedando pura playa. Al final sólo le quedaba una sola hebra en su centelleante cabeza. Una mañana despertó, miró su almohada, y se quedó pasmado al ver ahí el último pelo que le quedaba. Saltó de la cama, bajó las escaleras corriendo con los ojos desorbitados con el susto y gritó: "Marta,Marta, ¡Me he quedado calvo!"

Esa historia me recuerda a Sansón, quien "no sabía que Jehová ya se había apartado de él" (Jueces 16:20). Aquí tenemos un ejemplo de lo que puede pasar en las vidas espirituales de un creyente descuidado. Aunque Jesucristo ha prometido nunca dejarnos (Mateo 28:20; Hebreos 13:5) el pacto bajo el cual Sansón vivió no le ofreció ninguna consolación tal. Su descuido comprobó ser mortal.

No obstante, eso también ocurre a muchos creyentes en sus vidas espirituales, con la diferencia en que la calvicie, en la mayoría de los
casos, es genética e inevitable. A causa de las malas prioridades, muchos dejan sus vidas espirituales al descuido y poco a poco comienzan a perder la dulzura de su relación con Cristo, sin enterarse de lo que esta pasando.

Algunas personas, conscientemente, están involucradas en algún pecado. Estas personas creen que Dios no ha visto con desagrado su yerro porque sienten que todo les va bien. Esto es hasta que tienen alguna experiencia asombrosa, tal vez a causa de la disciplina de Dios, no ven su verdadera condición. Se han olvidado que Romanos 11:29 dice, "porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables." Pero cuando lo colocan bajo la luz escrutadora de la Palabra de Dios, el que está engañado se queda alarmado al darse cuenta de cómo Satanás lo ha despojado de su poder y discernimiento espiritual.

Para evitar el tipo de impacto por el que pasó Rafa, es importante examinarnos diariamente. Estos escrutinios solamente se pueden realizar y ser efectivos si el corazón esta contrito, humilde y sincero. ¿Estás dispuesto que otro te corrija? ¿Recibes con humildad la palabra implantada, que es poderosa para salvar vuestras almas? ¿Cómo está tu vida espiritual? Es decir, ¿te estás quedando calvo?

LA MAYORÍA DE LAS VECES, CAER EN PECADO NO ES UNA EXPLOSIÓN, SINO UN ESCAPE LENTO.

(I Corintios 15:33) No os dejéis engañar: Las malas compañías corrompen las buenas costumbres.

Prince Parker

 

¿Que te ha parecido este artículo?
Votos: 28, Promedio: 4.4