A pesar de la cima tan alta, sigo mi camino

A pesar de la CimaA pesar de que la cima que tengo enfrente sea muy alta y siento vértigos por la situación que se me avecina, no temo. El Señor está conmigo y me da fuerzas.  El pone mis pies como de ciervas y en alturas me sostiene.  El despeja mi camino y mis tobillos no flaquean.  Sigo adelante pues El me guía a la meta.

Salmo 18:32-36

0 0 voto
Valoración

Te recomendamos

Suscríbete
Notificado
guest
0 Comentarios
Feeback en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos gustaría conocer tu opinión sobre este artículox
()
x