El extraño caso de homicidio publicado por Google Street View

googelStreet2014-06Imagina que estás navegando a través de Google Street View por una ciudad cualquiera. Por ejemplo, Edimburgo. Y mientras paseas de forma remota por las calles de la capital escocesa, te encuentras con la siguiente escena: un hombre tendido en el suelo y otro a su lado, en pie, blandiendo un hacha. La imagen no revela nada bueno, ¿qué harías?

La situación es real, y el presunto crimen estaba online. El coche-cámara de Google había filmado la escena desde distintos ángulos, y se podia ver perfectamente cómo un hombre era atacado por la espalda y el autor de la agresión huía de la escena. La policía tenía que tomar cartas en el asunto.

Y lo hizo. Puso en marcha una investigación para resolver el crimen que cualquiera en internet ya había podido ver, solo para descubrir que había sido todo una broma, espontánea pero muy efectiva.

“Fue todo lo que se nos ocurrió”

Dan Thompson y Gary Kerr son dos mecánicos escoceses que trabajan en un taller en la calle Giles, en Leith, Edimburgo. Mientras trabajaban una mañana en agosto de 2012 vieron acercarse el coche de Google, que grababa las calles para subir las imágenes a internet, y decidieron divertirse a su costa. “Surgió en el momento. Parecía lo más obvio, así que me tiré al suelo y Gary cogió un hacha del garaje”, ha explicado Thompson a The Independent. “Solo tuvimos unos 20 segundos, fue todo lo que se nos ocurrió”.
Surgió en el momento. Parecía lo más obvio, así que me tiré al suelo y Gary cogió un hacha del garaje

Ambos se olvidaron pronto de la gamberrada, hasta que unos meses después las imáges comenzaron a estar integradas en Google y sus amigos y familiares comenzaron a llamarles, comentándoles la escena. “Fue muy raro. No creo que la gente pierda el tiempo paseando en Street View por un callejón de Leith”.

En caso es que poco después apareció por su taller la policía, alertados por la violenta estampa. Por suerte para los dos bromistas, los agentes se lo tomaron con mucho humor. “Ya estaban más o menos seguros de que era todo una broma, porque uno de sus compañeros suele venir aquí a que le arreglemos el coche. Les pareció muy gracioso, y en cinco minutos ya se habían ido”.

No es la primera vez que una imagen captada por Google y sacada de contexto a escamado a más de uno. Una niña de 10 años de Worcester, en Inglaterra, decidió hacerse la muerta al paso del coche de Street View y lo hizo tan bien que causó el pánico. Lo mismo ocurrió en Almere, Holanda, donde un aparente rastro de sangre conducía a una figura medio en sombras que terminó siendo una serie de marcas de agua dejadas por un perro al salir de un río.

Pero no todas las anécdotas son igual de macabras: más de una pareja ha sido sorprendida por estas cámaras indiscretas en pleno encuentro sexual.

Fuente: El Confidencial

0 0 voto
Valoración

Te recomendamos

Suscríbete
Notificado
guest
0 Comentarios
Feeback en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos gustaría conocer tu opinión sobre este artículox
()
x