El llamado del músico cristiano (8a. Parte)

Musico CristianoComenzamos esta serie para definir el llamado del músico cristiano, y hemos visto como el mismo se basa en ejecutar música que pueda reflejar fielmente el agradecimiento al evangelio como fiel siervo en cualquier contexto. Precisamente en nuestra última entrega vimos como ocurre esto en el contexto de la iglesia.

Pero ¿qué del músico que se siente llamado a ministrar fuera de su iglesia local? ¿Qué pasa con ese número creciente de bandas y de artistas que ven que su rol debe afectar a la cultura con su música?

Esto ciertamente está pasando. Cada vez que leo la revista mensual de CCM, me maravillo como los músicos cristianos han sido aceptados dentro del mercado secular.  Tambien me asombro como se le da al éxito del mundo.  De alguna forma nuestros artistas cristianos pareciesen más importantes y más relevantes cuando se codean con estrellas seculares.

Me agrada que los crristianos sean reconocidos, pero ¿debemos celebrar en forma automática cada vez que se presentan artistas cristianos en los Grammys o en MTV?

No estoy muy seguro de ello.  En realidad pienso que el concepto de éxito para Dios es muy distinta al concepto que tiene el mundo. En el mundo el éxito se concive de distintas formas, y no siempre con motivos adecuados. Algunos músicos cristianos en el mundo secular tienen unas letras muy vagas que minimizan cualquier impacto deseado.

Otros han vivido una vida que compromete el mensaje de sus cantos. Es por eso que se concluye que el éxito en el mundo no necesariamente implica que se esté predicando el evangelio y que el Reino de Dios esté transformando nuestra cultura.

Debemos aceptar que algunos músico si están llamados a servir a la iglesia usando su música fuera de ella. Ello deben presentar en forma clara y desafiante argumentos de eu afecten a la cultura en función del Reino de Dios. Sus estilos de vida, sus perspectivas, y  acciones apuntarán a otro Reino y a otro Rey, y como conocen la necesidad de una iglesia local, se mantendrán cubiertos en la iglesia que les dará ánimo, aliento, y un ambiente de rendición de cuentas.

Sin embargo la mayoría de los músicos cristianos, descubrirán que el ámbito de su ministerio es la iglesia local.

En medio de tanto deseo por alcanzar el mercado, yo tengo una visión distinta del músico cristiano. ¿Qué tal si comenzamos a animar a la iglesia a cantar, a tocar, a guiar, a escribir a crear y a servir? ¿Qué pasaría si el reconocimiento por parte del mundo bajase a la mitada o a la décima parte de lo que ocurre en la actualidad? ¿Se compremetería con esto el trabajo de Dios? ¿Sera que el impacto del evangelio en el mundo disminuirá por esta causa?

Yo creo que en la iglesia local de hoy hay hombres y mujeres con dones como los de Bach  que sólo esperan por un poco de  impulso, ánimo y entrenamiento y que desarrollen sus dones. Creo que hay cristianos hoy en día que están escribiendo cantos con propósitos de vanagloria, con fines de lucro financiero e idoláticos cuando en realidad Dios los ha llamado a escribir y ejecutar música para la gloria de nuestro Salvador.

Sueña conmigo por un momento.  ¿Qué pasaría si, en respuesta al evangelio, millones de músicos cristianos se aferran a la visión de escribir música creativa y variada que permita que nuestras congregaciones puedan adorar más profundamente y que toquen todos los apectos de la vida con una perspectiva cristiana?

¿Qué pasaría si cada uno de ellos creyese que no existe mayor meta que servir al pueblo de Dios?  ¿y qué si cada músico cristiano se consagre con el fin llevar la Verdad de la Palabra efectivamente cuando tocan sus instrumentos?  ¿Qué pasaría si se dedican a aprender, enseñar, estudiar y practicar con el fín de la edificación mutua, el servicio a Dios, la edifiación y el evangelismo?

¿Qué pasaría si el mundo viniese a la iglesia para tomar ideas de nosotros?

El éxito de los músicos cristianos no está basado en el número de discos vendidos, el tamaño de las localidades en las cuales da conciertos o el número de premios que ha recibido. Sólo hay un estándar y es preguntarse con la gracia de Dios si vivo conforme a una vida que de testimonio de Dios y que use mis dones para servir a Dios en la iglesia y en humildad ¿Estoy usando mis dones para servir a la iglesia de Dios en humildad?

Esta es mi oración para todo músico cristiano: que Dios sea glorificado no sólo mediante su música sino mediante su vida.

Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros, ¡A Èl sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos! Amén. (Efesios 3:20-21, ESV)

Hemos terminado esta serie en la que hemos profundizado el llamado del músico cristiano.  Los espero en nuestra próxima entrega de La Adoración Importa

Para Su Gloria
Bob Kauflin

 


La Adoración importa

La Adoración Importa  está escrita por Bob Kauflin actual director de Sovereign Grace Music perteneciente al movimiento de iglesias Sovereign Grace Churches. Traducida por entreCristianos con el debido permiso de su autor.

Si lo deseas puedes ver más artículos de La adoración Importa


 

 

0 0 voto
Valoración

Te recomendamos

Suscríbete
Notificado
guest
0 Comentarios
Feeback en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos gustaría conocer tu opinión sobre este artículox
()
x