Salvación

Siendo Dios eterno
Te hiciste humano,
Dejando Tu gloria.
Extendiste Tu mano
Hacia esta criatura
Que Te había ignorado.

 
Miraste mi condición,
Me viste cual esclavo,
Tuyos hiciste mi dolor,
Mis fracasos y fallos.
Restauraste mi vida,
Sanaste mi pasado.

 
Abriste las puertas
Que otros cerraron;
Derramaste colores
En mi paisaje aciago;
Canciones surgieron
De mis mudos labios.

 
Y la vida se expresó
En el corazón salvado,
Como un niño pequeño
En sus primeros pasos.
…Así emanó la luz
En este relato arcano.

 
Así encendiose el fuego
En este valle helado,
Y fue curando el alma
Enferma del pecado.
Y mil flores nacieron
En mi jardín estrenado.

 
Nunca sabré expresar
Cuanto me has dado.
Y cómo compensaré
El alto precio pagado
¿Acaso yo podré amarte
Como Tú me has amado?

¿Que te ha parecido este artículo?
Votos: 0, Promedio: 0

Te recomendamos

Deja tu comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificado